"... apasionados de la palabra, de los sentimientos... De todo aquello que hace que la vida sea mejor. Con gusto mediador"
Hola:
Somos Sebastián García y Carmen Sánchez, y en esta segunda etapa de nuestras vidas surge la idea de crear "Con Actitud y Media". Psicólogo y abogada que tienen como nexo en común la pasión por la mediación, la ilusión de hacer que la vida sea mejor con la palabra y la cultura del acuerdo.
Este es nuestro momento de "desaprender para aprender", como tantas veces nos ha dicho nuestro querido Javier Alés Sioli, y nos encantaría compartirlo con todos vosotros, con toda la ilusión del mundo. Intentaremos desde una frase diaria, comentar, contar... reflexionar en definitiva para hacer que "cada día cuente". Contaros también nuestros logros y nuestros avatares. Os esperamos.

miércoles, 23 de octubre de 2013

23 de Octubre de 2013
EL CORAZÓN SOBRE LA RAZÓN
(El mundo de las emociones)




La historia esta llena de episodios que, analizados desde la razón, parecen no tener explicación.

 Aquella madre que en una catástrofe natural no duda en poner en riesgo su propia vida para poner a salvo a su hijo. Aquel joven que ante la visión de un estímulo amenazante en lugar de escapar,
el miedo le lleva a no actuar, y es precisamente esta paralización de todo movimiento lo que le salva del peligro. Aquel investigador que, a pesar de innumerables fracasos, continúa intentando lograr su objetivo una y otra vez más.

 Para encontrar la explicación a estas reacciones no nos basta la inteligencia o la razón, sino que necesariamente hemos de acudir a las emociones.


Y es que en los momentos cruciales de nuestra vida, son las emociones las que nos permiten afrontar situaciones que no podríamos abordar exclusivamente desde la razón. 

Así en situaciones de riesgo, de pérdidas irreparables, de persistencia tras un objetivo a pesar de los fracasos y frustraciones, de las relaciones de pareja y familiares, y otras muchas, nuestras reacciones solo pueden ser entendidas a través de las emociones.

Decía Antoine de Saint-Exupery que lo esencial solo puede verse a través del corazón.

Yo estoy totalmente de acuerdo, lo verdaderamente importante en nuestras vidas es aquello que activa nuestras emociones, y cuando hablamos de emociones no estamos hablando de la razón, estamos hablando del corazón.




Cuando dos personas que han mantenido una fuerte relación afectiva, se enfrentan, como en la ruptura de una pareja, o en las disputas entre hermanos o entre padres e hijos, probablemente no encontremos explicaciones racionales a tal enfrentamiento, y por lo tanto, nos equivocamos de cabo a rabo si pretendemos gestionar ese enfrentamiento sin permitir que afloren las emociones, es decir si no escuchamos lo que dice el corazón.


....oigámoslo.





6 comentarios:

  1. Ante una discrepancia surge el silencio, después la reflexión, luego la razón, después el sentimiento y dejando espacio para que fluya y hable el corazón. Hoy he leído algo así como "si ante la discrepancia se aplica el diálogo aparece la mediación". En vosotros aparece la mediación en cada una de vuestras líneas, porque hablaís con sentimiento y se os escucha el corazón. Enhorabuena!, por todo el blog. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, amigo "Anónimo". Tienes razón, cuando conoces los principios de la mediación (gestión inteligente de conflictos) sientes que te inunda y que impregna todo aquello que dices y haces.

      Eliminar
  2. Muy buen tema, me ha encantado. Qué somos, sino un cúmulo de sensaciones que definen nuestras acciones...

    Bueno, os dejo mi frase

    Es un hondo sentimiento
    Que brota del corazón,
    No sabe de entendimiento



    Porque te nace de dentro,
    Y su nombre es… emoción

    M.García

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida María, continuara la próxima semana.

      Eliminar
  3. Muy bonito mami, un tema muy acertado con todo lo que has dicho. Enhorabuena, besitos =)

    ResponderEliminar
  4. Gracias rubilla, pero dale la enhorabuena a Sebastián, el post es hoy suyo. Au revoir.

    ResponderEliminar