"... apasionados de la palabra, de los sentimientos... De todo aquello que hace que la vida sea mejor. Con gusto mediador"
Hola:
Somos Sebastián García y Carmen Sánchez, y en esta segunda etapa de nuestras vidas surge la idea de crear "Con Actitud y Media". Psicólogo y abogada que tienen como nexo en común la pasión por la mediación, la ilusión de hacer que la vida sea mejor con la palabra y la cultura del acuerdo.
Este es nuestro momento de "desaprender para aprender", como tantas veces nos ha dicho nuestro querido Javier Alés Sioli, y nos encantaría compartirlo con todos vosotros, con toda la ilusión del mundo. Intentaremos desde una frase diaria, comentar, contar... reflexionar en definitiva para hacer que "cada día cuente". Contaros también nuestros logros y nuestros avatares. Os esperamos.

jueves, 8 de noviembre de 2018

Princesas de sangre roja.

8 de noviembre de 2018
Princesas de sangre roja.




¿Cuántos cuentos habremos leído de pequeñas de príncipes de sangre azul?
Todos ellos apuestos, guapos y salvando a la princesa de turno. Casi todos siguiendo un mismo patrón. La edad con la que los leíamos hacía que nos enamoraran, y soñáramos con el que en el futuro llegara a nuestras vidas.
Pero hoy no voy a hablar de príncipes, voy a hablar de princesas, pero de princesas de "sangre roja".
Bueno, me diréis que todo el mundo tiene la sangre roja
, que lo de la sangre azul era algo que en el siglo IX se decía por el blanco de la piel de las personas que no trabajaban al aire libre, por lo que hacía que se le viera las venas del color azul. Estas solían ser precisamente las de un estatus alto.
¿Y por qué de princesas?
Porque son las que son ahora salvadas por, no un príncipe, si no por otras princesas también de sangre roja. Porque las hay: de sangre roja, azul, naranja....
Seguís sin entenderme, ¿verdad?
Bueno, voy a dejar de tanto rodeo y voy a ir al grano.

Hablo de las feministas de ahora, las que, teniendo "sangre roja", se dedican a salvar solo y exclusivamente a otras que también tengan la "sangre roja". A las de "sangre azul con la gaviota", o a las de la "sangre naranja con la Cs"......a esas no.
¡Pero si son también mujeres, y las feministas defienden los derechos de las mujeres, de todas las mujeres!
NO, nooooo.
Por lo visto hay mujeres de primera, las de "sangre roja", que sufren, padecen, son acosadas, vapuleadas, violadas....., y.....las otras.
Estas otras, no son ni mujeres, ni personas con derechos, ni son discriminadas, ni insultadas.....que no.
¿Por qué?, porque no tienen la sangre "roja".
¿Me entendéis ahora?
Que triste cuando veo que las llamadas "feministas" se tiran a la calle desconsoladas, atacadas de ira, cuando una de las suyas ha sido "ultrajada", pero que miran para otro lado cuando las que son "despreciadas" son de otro color sanguíneo.
Ni siquiera creo que debieran llamarse feministas, esa palabra lleva otras connotaciones.
Queremos igualdad de hombres y mujeres, y atacamos constantemente a los varones por cosas que no tienen sentido, porque la diferencia entre unos y otros, en muchas cosas, es bien evidente.
Pero, que las propias mujeres discriminen según el color del pensamiento político, eso no tiene nombre. Bueno, si, "despreciables".
El dolor de unas y de otras es el mismo, pero para ellas, las mal llamadas feministas, es según el color del cristal con el que las miran, y será que tienen una buena colección de gafas de sol.
¡Qué pena!
Para mi, cuando las veo tirándose a la calle, despavoridas, con sangre roja en los ojos, soltando improperios a ton y son, y lo hacen discriminando si son o no de las suyas, me dan ganas de.......
¡Mejor me callo, que estoy más guapa!


Recomiendo la película "Noviembre" a estas de poca monta, que hagan menos teatro y que pongan más pasión a la vida.

miércoles, 5 de septiembre de 2018

5 de Septiembre de 2018
Desinformada, pero feliz.




¡Ya estamos aquí de nuevo!
Después de más de una semana reincorporada al trabajo sigo, como digo todos los años, sin el "síndrome postvacacional".
Este verano ha sido un poco especial, diferente, con mis hijas a "media pensión" pero bien aprovechados, sin padres ni suegros que ir a ver, con mitad de mi mente en estado "on" y con la otra mitad en "off". Pero así y todo, con las pilas recargadas y con ganas de continuar.
Y como tengo por costumbre, sin apenas leer el periódico y ver telediarios. Desinformada, ajena de lo que pasa en el mundo, sin malas noticias, sin tanto desánimo......., ¡y he sobrevivido!
Hace falta de vez en cuando dejar de oír y, sobre todo, de ver tanta violencia, porque genera más violencia. Sin esas noticias siempre de desánimo que hace que la autoestima se te ponga en los pies. Sin ver un mundo, un país, que se autodestruye. Hace falta.

Llego de vuelta, ¿Y qué me encuentro?, más de lo mismo. No me he perdido nada. Ya estoy al día de nuevo, por desgracia.
Pero hay una noticia que vi en uno de los telediarios, ¡si, en el telediario!, aunque parezca increíble, en la sección de deportes, que me hizo ver que no todo es malo, miseria, guerras, peleas, odios, lazos amarillos, disgregación.....
Un chaval argentino, de 9 años de edad, sin piernas, sin un brazo y con solo unos dedos en el otro, con una sonrisa constante, sin parar de moverse, con ilusiones y sobre todo.....feliz.
Su ídolo Griezman (francés) pero jugador del Atletic de Madrid, le había mandado un vídeo dedicado al ver unas imágenes del chaval con la camiseta de su equipo y celebrando los goles como solo él lo hace.

¡Jopetas! Daba gusto ver a este chico nadando, jugando al fútbol, corriendo, jugando con su hermano....y siempre con una sonrisa.
Esas son las noticias que hacen falta oír y sobre todo ver. Que se nos quede en la retina que se puede ser feliz (a pesar de los pesares).
Hace falta ese grado de optimismo para seguir adelante.
Somos un gran país, con gente "güena" de mucha valía, con ganas de trabajar, de hacer cosas grandes. ¡Que nos ponen piedras en el camino, a saltarlas!
Si no somos el "ombligo" del mundo es porque no queremos. Tenemos mucho de lo que sentirnos orgullosos y ese sentimiento de triunfalismo es el que este país necesita para llegar a ser uno de los mejores, porque material tiene de sobra.
Así voy a empezar Septiembre, orgullosa de lo que soy, de lo que tengo, de mis logros y por supuesto de la gente que me rodea (me gusten más o menos).

¡Por cierto!, este año en la playa he recogido bastante menos basura. 

¡Si es que hay buenas noticias por todos lados, solo hay que saber verlas!

miércoles, 25 de julio de 2018

La Baronesa Tyssen, yo y.......¿alguien más?

25 de julio de 2018
La Baronesa Tyssen, yo y.......¿alguien más?





Os preguntaréis qué tengo yo en común con la Baronesa, también conocida por Tita Cervera, prácticamente nada.
Ella fue una reconocida miss, casada con un Barón, tiene una estupenda colección de cuadros, casas por todas partes, yate......Yo, nada de eso, pero sí tenemos algo en común.
¿Qué?
El amor por la naturaleza. 
Si a ella no se le caen los anillos por ir recogiendo basura cuando hace sus paseos, a mi tampoco.
La verdad es que no se quién empezó primero, pero no me importa, el hecho es que me siento bien reconociendo que tenemos algo en común, aunque solo sea eso.
Como ya he dicho muchas veces, me encanta andar, y si es por la playa, más todavía. La pena es que hay veces que no disfruto cuando veo la gran cantidad de desechos, sobre todo plásticos, que me encuentro a lo largo de mi caminata.
Al principio recogía las bolsas y las sacaba de la zona donde llegara el agua, así, si subía no se las llevaba de nuevo. Ahora, me llevo una mochilita muy "apañá", y en ella voy metiendo lo que me voy encontrando. Si son tres bolsas y cuatro botellitas, bueno es. Eso de menos que se tragan los peces y después nosotros al comérnoslos.
Tenemos que concienciarnos que estamos llenando los mares de residuos que tardan años por no decir siglos en descomponerse. Hay ya islas enteras de residuos plásticos, y la verdad es que es una pena.
Tenemos unas playas preciosas, las cuales nos gusta disfrutar no solo en verano, sino durante todo el año. Con un pequeño gesto, el de, o bien no llevar plásticos, o bien recoger aquello que consumamos, en vez de dejarlo tirado......¡uf!, ganaríamos mucho.
Con las colillas de los cigarros pasa lo mismo. No cuesta ningún trabajo, si es uno fumador, llevar una cajita, o bien meterlo en el mismo paquete.
Son pequeñas cosas que hacen mucho.
Animaros tanto a no tirar, como a recoger, aunque no sea de uno, ya que lo que si es de todos es la naturaleza de la que disfrutamos, y que nos gustaría que disfrutaran las generaciones venideras.

Este es el último artículo hasta después de las vacaciones, muy merecidas y muy ansiadas. Nos vemos a la vuelta y espero que llevéis a cabo todo esto, que seguro que sí, y puede que os pase lo mismo que a Barry Rosenthal......algo tiene también en común conmigo. Indagaddddd.
¡Buenas vacaciones a todos y a los que vengan de vuelta, a seguir disfrutando del verano aunque sea a otro nivel!

jueves, 12 de julio de 2018

¡Mis buenos sostenes!

12 de julio de 2018
¡Mis buenos sostenes!



Seguramente pensaréis que hoy voy a tocar el tema de la lencería o ropa interior, y no, más lejos de mis pensamientos.
Puedo llamarlos, sostenes, bastones, muletas, soportes, apoyos......
En la vida, desde que uno nace hasta que uno muere, la ambición más grande que  tiene es la de ser feliz, no hay otra cosa más importante.
Felicidad: "Estado de ánimo de la persona que se siente plenamente satisfecha por gozar de lo que desea o por disfrutar de algo bueno".
¡Que difícil pero que necesario!
Yo diría que la felicidad no hay ni siguiera que buscarla, está dentro de uno mismo, es una aceptación de la propia vida, es una actitud ante la misma.

Aceptar lo que nos toca vivir es un gran paso, que no quiere decir, conformarse, aguantarse, resignarse......sino desear lo que podemos alcanzar. Como dice el Dr. E. Rojas, "administrar inteligentemente el deseo".
¿Se podría ser feliz cuando se tienen situaciones de dolor, desgracias, penurias?
Yo me atrevería a decir que si, pero........... con unos buenos sostenes. Los míos son: salud, ilusión, familia, amigos y un buen "chorreón" de buen humor. Estas son las cinco patas de mi mesa.
Salud, porque sin ella no podría disfrutar de las demás. Hay que quererse, cuidarse, mimarse.....
Ilusión, tengo que estar siempre enamorada de "algo". Algo en mi cabeza que me haga levantarme cada mañana y querer repetir al día siguiente.
Familia, mi mayor muleta. Primero la más cercana, mis hijas y mi marido, los necesito como el aire para respirar. Verlos bien a ellos es quizás lo que más feliz me hace, y su simple apoyo, lo que hace que quiera serlo. Después, mis padres (que ya no tengo la suerte de tenerlos), mis  hermanos.......bastones en los que necesito apoyarme cuando el dolor viene de tu familia más próxima. El saber que están ahí para lo que necesite, sin pedirte nada a cambio, con la confianza de poder contarles mis avatares, mis penas, y también mis alegrías. Cuando te fallan, sientes un vacío y una desilusión que no se puede explicar con palabras.

Amigos, a estos los escogemos, y son aquellos que "dan sin recordar y reciben sin olvidar". ¡Me encanta esta frase! Para conservarlos hay que cuidarlos, abonarlos, ser generosos, comprensivos.
Somos animales sociales, y no podemos vivir sin su compañía. Es de las pocas cosas que se multiplica con el uso y se fortalece con el paso del tiempo.
Y mi último sostén, y no por ello el menos necesario, el buen humor. ¡Que importante es!
Lo que nos diferencia de los animales es el poder sonreir y reir. Reirnos de nosotros mismos y aceptarnos como somos. Y además..........¡es gratissssss!
Termino con una frase de Tito Livio: "No des la felicidad de muchos años por el riesgo de una hora".


Buena semana y a buscar los sotenes que cada uno necesite, aunque sean de lenceria fina.

miércoles, 20 de junio de 2018

Gracias, thanks, merci, spasiba.......

20 de junio de 2018
Gracias, thanks, merci, spasiba......



En el idioma que sea. Mira que es bonita esa palabra, "gracias". Parece que se le llena a uno la boca cuando la dice, y bueno......cuando la escucha de otra persona, ya se te ilumina la mirada.
Probad decirla despacito, Graaaciiiiasss.
Sin embargo hay veces que cuesta decirla, no se si por falta de autoestima del que la debe de decir, por creer que se doblega al que la recibe, bien porque el que las tiene que dar piensa que no le debe nada a nadie sino que se lo merece todo, así de simple, o bien porque no la han aprendido desde pequeños.
"Si utilizáramos más a menudo la gratitud, creo que activaríamos una de las más delicadas y sublimes virtudes que pueda una persona atesorar. Tiene que nacer de una profunda humildad para realmente ser sincera. Hay que reconocer haber recibido algo que uno no puede alcanzar por si mismo".

Estas palabras son del Adolfo Suarez Illana, las cuales suscribo totalmente.
Parto de la base que el ser agradecido beneficia tanto al que lo es como al que recibe ese agradecimiento.
Igualmente digo que hay veces que nos cuesta trabajo también recibir esa gratitud. Ya sea por vergüenza, por humildad, por creer no merecerlas.....
También es un tema interesante. Saber recibir  una gratitud es también de humildes y desde mi punto de vista, también necesaria. La persona que se siente agradecida por algo hacia alguien, el que pueda demostrarlo es también algo reconfortante.
Aquellos que dicen que se han hecho a sí mismos, que no le deben nada a nadie.......me parece que es para no tener que dar las gracias. Todos, a lo largo de la vida tenemos algo que agradecer a alguien, y si lo pensamos el tener que hacerlo quiere decir que hay alguien que te quiere, y te quiere bien.


John F. Kennedy decía que "cuando expresamos nuestra gratitud nunca debemos olvidar que el reconocimiento más grande no está en pronunciar las palabras, sino en vivirlas".

Gracias por leerme, gracias de corazón.

martes, 5 de junio de 2018

El títere y sus titiriteros.

5 de junio de 2018
El títere y sus titiriteros.




Tengo que reconocer que nunca me han gustado los teatrillos de títeres. Esos muñecos con cuerdas que no tienen más que la movilidad que le dan los que manejan los hilos detrás de unas cortinas negras y escondidos para no ser vistos.
El jueves, muy a mi pesar, me tragué uno de estos con un títere alto, grande y llenos de hilos por todos los lados, y detrás de las cortinas  se encontraban una variedad de personajes siniestros moviendo el muñeco a su antojo. Representaban un cuento, que por cierto ya había visto en dos ocasiones más, con el mismo personaje, hecho de roble, al que le habían pintado una gran corbata roja y agradecido y mucho de que le dieran vidilla.
Al igual que el muñeco de Pinocho, éste soñó con ser "alguien" y tener voluntad propia para poder alcanzar y realizar todos sus sueños a la vez. Sueños, para un títere, inalcanzables.
Añadir leyenda
Perdió los nervios y con sus propios hilos se hizo una madeja difícil de desenredar. Frustrado por ello rindió culto a sus titiriteros para que entre todos los jugadores ( usando un símil futbolístico), títere y titiriteros, decidieran el movimiento de los hilos, lo que resultó ser un total fracaso. Uno quería tirar del de la mano derecha, pero es que el otro también quería, mientras que él quería mover el de la boca, otros intentaban cerrársela.......en fin, un disloque que terminó liando aún más la situación, terminando los titiriteros queriendo manejarse los unos a los otros y el títere por los suelos.
Para conseguir los sueños hay que tener paciencia y que estos al menos sean alcanzables, si no, la frustración de no conseguirlos te puede derrotar.
¿Lo peor de todo esto?
No que el títere se rompiera y se quedara sin sus hilos, que los titiriteros se destrozaran unos a los otros, que el público tuviera que presenciar todo, que el teatrillo ya no se pudiera representar más......,.lo peor es que jugaron con las ilusiones de todos los que estábamos viéndolo, con nuestro dineros, y  dejándonos con un mal sabor de boca al haber presenciado un espectáculo bochornoso y lamentable.
Pero no quedó aquí la cosa. Ese mismo día, pongo la televisión y me pongo a ver algo de deporte. Una carrera de obstáculos con solo dos corredores. donde uno de ellos, después de ponerle una zancadilla al otro y hacerlo caer, gana la carrera, aún cuando iba perdiendo, y, esto es quizás lo más lamentable, ¡sin necesidad de pasar por la Meta!
Es decir, gana la carrera no por sus méritos, sino por el fracaso del otro competidor, al que además boicotea, y por si fuera poco,......¡con los aplausos del público!
Moralejas: 
- En la vida como en la política los favores siempre se pagan.
- Si la curiosidad mató al gato, la vanidad mató al títere.
- Y por último, y no por ello menos verdad, mientras más intentos en una tómbola, más posibilidades de que el tonto se lleve la "chochona".

Empezamos nuevo mes, Junio, por la diosa Juno, diosa del matrimonio y reina de los dioses, unos con el "corazón partío" y otros con la esperanza de que "Dios apriete pero no ahogue".


miércoles, 16 de mayo de 2018

Si me tuviera que casar en estos tiempos......, no me casaba.

16 de mayo de 2018
Si me tuviera que casar en estos tiempos....., no me casaba.




¡Hasta la coronilla  de tantas despedidas de solteros/solteras!
¿Pero hoy en día no puede uno despedirse de la soltería con sus amigos (simbólicamente, claro) antes de casarse sin hacérselo saber a medio mundo?
Antes era algo privado entre el novio/novia y aquellos que querían celebrar con ellos su inminente matrimonio. Una comida, cena, risas y si se terciaba, algún que otro baile. Por supuesto, nosotras monísimas, y ellos, en las suyas, también.
Hoy, además de hacer partícipes a los que deambulamos por las calles con sus gritos, borracheras y mala educación, además, hacen lo posible por hacer el mayor ridículo, y en especial el homenajeado/a.
Mientras más hortera, más chabacano, según creo "más original", mejor.
Por eso digo, que si hoy me tuviera que casar y hacer la despedida de soltera  como se estila en estos tiempos......, decididamente, no me caso.
Con razón nos vienen advirtiendo los sociólogos y psicólogos de la "infantilización de la sociedad postindustrial".
Marcel Danesi, profesor de antropología y autor del libro "Forever Young" (por cierto la puesta en escena en teatro, fantástica), describe a la perfección este síndrome colectivo, donde la adolescencia se extiende hoy hasta edades muy avanzadas, generando una sociedad inmadura.
Vemos esto también en la cantidad de programas de entretenimiento y de series, donde tienden a considerar la inmadurez deseable, incluso normal para un adulto.
Los derechos imperan sobre los deberes, la protesta a la auto superación, y por supuesto, la imagen se antepone al mérito y el esfuerzo.

Las ya conocidas "botellonas" a las que tiene derecho, sin la menor duda, menoscabando su estado físico y mental, y por supuesto, sin la responsabilidad que conlleva la recogida de basuras que acumulan y el destrozo de la vía pública.
Estos nuevos tiempos son testigos de la búsqueda de un físico infantil sobre uno maduro, de los instintos, del placer a corto plazo, de los privilegios, desapareciendo la cultura del pensamiento, de la reflexión, del entendimiento.....
Lo peor no es que la gente intente verse físicamente más joven (a nadie nos amarga un dulce), lo preocupante es cuando se afanan en el cultivo consciente de su propia inmadurez, pareciendo que el conocimiento que proporciona la edad no es ya una virtud, sino un lastre que hay que esconder a toda costa.
¡Que suerte que he tenido de ser hoy madura para haber podido hacer mi despedida de soltera como Dios manda!
¿Clones de nuestros hijos y de nuestros nietos? no, por favor.
Por cierto, ya he visto novios/novias de toreros, prostitutas, colegialas, de marujas, de "ordinarias"....¡¡¡pero las disfrazadas de "pene"!!!
Seguro que se han llevado el Premio al Pensamiento Ilustrado.



Buena semana de Rocío. Y tengamos en cuenta lo que decía Oscar Wilde, "ser natural es la más difícil de las poses".