"... apasionados de la palabra, de los sentimientos... De todo aquello que hace que la vida sea mejor. Con gusto mediador"
Hola:
Somos Sebastián García y Carmen Sánchez, y en esta segunda etapa de nuestras vidas surge la idea de crear "Con Actitud y Media". Psicólogo y abogada que tienen como nexo en común la pasión por la mediación, la ilusión de hacer que la vida sea mejor con la palabra y la cultura del acuerdo.
Este es nuestro momento de "desaprender para aprender", como tantas veces nos ha dicho nuestro querido Javier Alés Sioli, y nos encantaría compartirlo con todos vosotros, con toda la ilusión del mundo. Intentaremos desde una frase diaria, comentar, contar... reflexionar en definitiva para hacer que "cada día cuente". Contaros también nuestros logros y nuestros avatares. Os esperamos.

martes, 15 de octubre de 2013


15 de Octubre de 2013
"No sin mis tacones".


(Tal como os ofrecí hace unas semanas, hoy el post es de alguien que aceptó el reto de escribir algo para publicarlo en este blog. Chica valiente que ha querido inaugurar esta sección :"Hoy el blog es vuestro". Nada me hace más feliz que hacerlo con una de mis hijas, Andrea.
Todo tuyo......)




Mi trabajo me exige ir siempre con una imagen impecable y subida a un buen par de tacones.

 No importa que tenga un mal día, esté cansada o tenga hambre; cuando  me pongo mis tacones me transformo en una mujer segura, elegante y sexy.
Mi actitud cambia. Salgo a la calle y me como el mundo, mis caderas se contonean más, mi sonrisa es más grande y mi cabeza tan alta como mis tacones.

En cambio, los días que he tenido una larga jornada me cambio de zapatos para volver a casa y me vuelvo a transformar.

Dejo que el cansancio se apodere de mi, empiezo a pensar en lo estropeado que estará mi maquillaje y en lo ridícula que pareceré con las sandalias, pues no se ajustan a mi atuendo. Ahora no quiero que me miren, ni voy con la cabeza alta.

Solo quiero llegar a casa.

Hace unos días, en una reunión de trabajo, mi empresaria jefe nos contaba cómo casi dejó pasar la oportunidad de reclutar a un posible futuro activo porque no llevaba tacones y no se sentía profesional.


Estoy hablando de una de las personas más segura que jamás he conocido. Al final, gracias a la insistencia de su marido, se subió a sus tacones imaginarios y se acercó a la chica.

 No hizo más que desplegar todos sus encantos, que son muchos, y olvidar lo qué no llevaba para dejar de comprar excusas. ¿El resultado? El Lunes siguiente ya estaba entrevistándola para ofrecerle un puesto de trabajo. 

Olvida lo que te falta,
recuerda lo que sí llevas. Ve seguro de ti mismo y de lo que quieres o si no..... lleva siempre un par de tacones en el bolso.


Andrea Emmés.

8 comentarios:

  1. Me ha gustado mucho tu primera experiencia en el blog Andy, es importante sentirse seguro de uno mismo en cualquier circunstancia y no sólo por lo que puedas aparentar según el atuendo que lleves. Es mucho más importante transmitir lo que sientes y hablar con el corazón para llegar a los demás.
    Espero que no nos prives de otros post cuando te apetezca. Enhorabuena en tu estreno. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias papi, me alegro de que te haya gustado. Andrea*

      Eliminar
  2. Felicidades Andrea,
    pienso que en ocasiones serán unos buenos tacones y en otras será un determinado pinado, pero lo que importa es que te sientas bien contigo mismo, a gusto, autoestimada, eso te hará sonreír, y la sonrisa todo lo puede, porque:
    No cuesta nada, pero crea mucho
    Enriquece a quienes la reciben, sin empobrecer a quienes la dan
    Ocurre en un abrir y cerrar de ojos, pero su recuerdo dura para siempre
    Nadie es tan rico que pueda pasar sin ella
    Nadie es tan pobre que no se pueda enriquecer con sus beneficios
    Crea la felicidad en el hogar y alienta la buena voluntad n los negocios
    Es el mejor antídoto contra las preocupaciones
    No puede ser comprada, perdida, prestada o robada, porque es algo que no rinde beneficio a nadie a menos que sea brindada espontánea y gratuitamente
    Y porque nadie necesita una sonrisa tanto como aquel a quién no le queda ninguna que dar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Sebastián por tus palabras =) Andrea*

      Eliminar
  3. Andi me ha gustado mucho la forma en la que das a entender que tengamos confianza en nosotros mismos, yo lo de los tacones se ve q no me han hecho para llevarlo todos los dias pero bueno con otras cosas me basta (aunque es verdad que una se siente poderosa) enhorabuenaaaa!!;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Gemi! Para mí son los tacones y para ti tu precioso pelo, para otro será otra cosa. El caso es sacar todo nuestro potencial incluso cuando no estemos en nuestra zona de confort Muaaak*

      Eliminar
  4. Hola Carmen! Muchas gracias por pasar por mi blog y dejar tu huellita me alegro mucho que te haya gustado. Voy a cotillearte un poco por aquí en el tuyo sino te importa ;) Un beso!!

    Verónica
    http://easychicmanualidades.blogspot.com

    ResponderEliminar
  5. Cotillea, cotillea.....me alegra Verónica de verte también por aquí. Somo un blog sencillo, humilde, participativo, con ánimo de pasar un ratito agradable y si podemos aportar algo bueno, mejor.
    Un beso y bienvenida.

    ResponderEliminar