"... apasionados de la palabra, de los sentimientos... De todo aquello que hace que la vida sea mejor. Con gusto mediador"
Hola:
Somos Sebastián García y Carmen Sánchez, y en esta segunda etapa de nuestras vidas surge la idea de crear "Con Actitud y Media". Psicólogo y abogada que tienen como nexo en común la pasión por la mediación, la ilusión de hacer que la vida sea mejor con la palabra y la cultura del acuerdo.
Este es nuestro momento de "desaprender para aprender", como tantas veces nos ha dicho nuestro querido Javier Alés Sioli, y nos encantaría compartirlo con todos vosotros, con toda la ilusión del mundo. Intentaremos desde una frase diaria, comentar, contar... reflexionar en definitiva para hacer que "cada día cuente". Contaros también nuestros logros y nuestros avatares. Os esperamos.

viernes, 31 de enero de 2014

31 de Enero de 2014
 “El árbol mágico”






 Aquí os dejo una receta para sentirnos mejor, evitar el estrés, ser más feliz en casa, tener menos problemas.....es como descargar los bolsillos después de un largo viaje. Es una receta muy sencilla y que podemos poner en práctica  hoy mismo, ánimo.


--------------------------------



"
El carpintero que había contratado para ayudarme a reparar una vieja granja, acababa de finalizar un duro primer día de trabajo.


 Su cortadora eléctrica se dañó y le hizo perder mucho tiempo y luego su viejo camión se negó a arrancar.

 Mientras lo llevaba a casa, se sentó en silencio. Una vez que llegamos, me invitó a conocer a su familia. 

Mientras nos dirigíamos a la puerta, se detuvo brevemente frente a un pequeño árbol, tocando las puntas de las ramas con ambas manos.

 Cuando se abrió la puerta, ocurrió una sorprendente transformación. Su bronceada cara estaba plena de sonrisas. Abrazó a sus dos pequeños hijos y le dio un beso a su esposa.

 Posteriormente me acompañó hasta mi coche.

 Cuando pasamos cerca del árbol, sentí curiosidad y le pregunté acerca de lo que lo había visto hacer un rato antes. 

“Oh, ese es mi árbol de problemas”, contestó. Sé que yo no puedo evitar tener problemas en el trabajo, pero una cosa es segura: los problemas no pertenecen a la casa, ni a mi esposa, ni a mis hijos. 

Así que simplemente los cuelgo en el árbol cada noche cuando llego a casa. Luego en la mañana los recojo otra vez.

 Lo divertido es, añadió sonriendo, que cuando salgo en la mañana a recogerlos, no hay tantos como los que recuerdo haber colgado la noche anterior… "

¿Cuelgas tus problemas? 



¡Buen fin de semana y a colgar los problemas hasta .....el mes que viene por lo menos.!

8 comentarios:

  1. Me ha gustado mucho Maria. Todos deberíamos tener un árbol de problemas a la entrada de nuestra casa, aunque fuera simbólico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y lo tenemos, lo que pasa es que entramos tan deprisa que no lo vemos. El próximo día, fíjate en uno que hay a la entrada y además, para más señas, da naranjas. Ese es tu árbol mágico. Ya me dices.

      Eliminar
  2. Ese árbol para colgar los problemas desgraciadamente lo tenemos en las espaldas, pero si... hay que dejarlo en la puerta de casa, Carmen. Lo intentaremos con ahínco.

    Muchos besos

    J&Y

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que lo conseguíis!!!. Os digo, que si lo hiciéramos y echáramos mano de ese árbol mágico, no tendríamos tanta necesidad de ir a los fisioterapeutas, seguro que las contracturas musculares desaparecerían, o al menos serían menos.
      ¡¡¡¡A buscar cada una su árbol!!!, que además tenemos la suerte de tenerlos bien cerquita de nuestra puerta. Un beso.

      Eliminar
  3. Algunos tenemos que tener un olivar entero. Pero seria bueno tener uno. Suerte. Me ha gustado mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, eso es señal de que tienes mucho que descargar. Prueba con uno sólo, que es fácil de encontrar, y verás como notas la diferencia. Gracias y un saludo Anónimo.

      Eliminar
  4. Yo lla lo ago. por eso me rrio tanto en el trabajo porque dejó todo en casa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y si, es verdad que te ries mucho en el trabajo,¡eso me han dicho!, pero hazlo también a la inversa, cuelga los problemas del trabajo antes de llegar a casa.
      Un beso Nani.

      Eliminar